Actinomicosis en gatos: síntomas, causas y tratamientos

Related Articles

gato herido vendar su pierna

La actinomicosis en gatos es una enfermedad bacteriana infecciosa que generalmente ingresa al cuerpo del gato a través de cortes y heridas. Los veterinarios a menudo lo llaman una “infección oportunista” por esa razón.

Aunque la enfermedad puede convertirse en un problema grave, afortunadamente alrededor del 90 por ciento de los gatos se recuperan con éxito si reciben atención médica oportuna.

Si ve signos de que su felino puede estar sufriendo una enfermedad bacteriana, entonces debe consultar a su veterinario para un diagnóstico y tratamiento adecuados. Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos de la actinomicosis en los gatos.

Síntomas de actinomicosis en gatos

La actinomicosis en gatos puede provocar una variedad de síntomas que generalmente se manifiestan alrededor de heridas o cortes. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • Fiebre
  • abscesos
  • piel hinchada
  • huesos inflamados
  • Problemas para caminar de manera constante
  • Secreción o pus alrededor de una herida
  • Letargo y problemas para mantenerse en movimiento

Causas de la actinomicosis en gatos

Un veterinario con bata blanca y guantes estériles venda la pata de un gato negro.  De cerca.

La actinomicosis en gatos se debe principalmente a heridas causadas por mordeduras de otros gatos. Esto se debe a que las bacterias que causan la enfermedad están presentes de forma natural en la boca del gato.

Junto con las mordeduras de otros gatos, la enfermedad periodontal es otra causa potencial. Además, los gatos con sistemas inmunológicos comprometidos tienen un mayor riesgo de contraer la infección.

Tratamientos para la actinomicosis en gatos

Si cree que su gatito ha desarrollado actinomicosis, su veterinario le hará un examen físico completo. También ordenarán análisis de sangre y orina, junto con una prueba de los electrolitos de su felino.

En algunos casos, las radiografías también pueden ayudar a confirmar el diagnóstico, junto con el análisis de fragmentos óseos si es necesario.

El tratamiento suele consistir en drenar los abscesos producidos por la enfermedad. También es fundamental tomar medidas para prevenir la acumulación de líquido alrededor de las áreas afectadas.

En casos más extremos, su veterinario puede recomendar realizar un procedimiento quirúrgico para extirpar partes de todos los huesos afectados.

En la mayoría de los casos, los veterinarios recetan antibióticos. Como siempre, si su veterinario le receta medicamentos a su gato, debe seguir con precisión las instrucciones de frecuencia y dosificación recomendadas, además de completar el ciclo completo de medicación.

¿Tu gato ha desarrollado alguna vez actinomicosis? ¿Qué tipo de síntomas viste? Cuéntanos todo en los comentarios a continuación.

More on this topic

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Popular stories