Cuidando a su perro mayor: lo que debe saber

¡Noviembre es el mes de Adoptar una mascota mayor! Si estás pensando en traer a casa un adorable perro viejo este mes, tenemos algunos consejos que te ayudarán a la hora de cuidar a tu perro mayor.

A medida que nuestros perros envejecen, a menudo vemos diferentes enfermedades relacionadas con la edad que pueden causar dolor e incomodidad en nuestros cachorros. Es importante comprender a nuestros perros mayores para que podamos ayudar a que sus años dorados sean los mejores. Cambiar a una dieta adecuada para los ancianos y asegurarse de que tomen caminatas largas y tranquilas son excelentes maneras de ayudar a su perro anciano a sentirse mejor.

Aquí hay algunas cosas que debe saber sobre el cuidado de perros ancianos.

¿Cuándo consideramos un perro mayor?

hombre paseando perro viejo

Por regla general, una raza de perro pequeño, como un chihuahua, puede vivir hasta el final de la adolescencia o incluso veinte años, mientras que una raza gigante, como el gran danés, tiene una vida media de diez años.

Dentro de este amplio esquema entran en juego muchos factores para determinar la esperanza de vida de un perro, como el historial médico, la genética y los cuidados que recibe a lo largo de su vida. Todos ellos determinan si consideramos a un perro un “anciano”.

La mejor manera de obtener información sobre los años dorados de su perro es hablar con su veterinario.

Controles de salud geriátrica

Un viejo perro salchicha que recibe un chequeo del veterinario - poca profundidad de campo - Toronto Minilypse 2010

Exámenes veterinarios periódicos son una parte importante para mantener la salud de su perro durante toda la vida. A medida que envejece, estas pruebas se vuelven más importantes.

Es probable que su veterinario sugiera un examen geriátrico general, que incluya análisis de sangre, pruebas fecales y análisis de laboratorio cada seis meses. Estas pruebas son la mejor defensa para detectar y retrasar la aparición o progresión de enfermedades y para la detección precoz de problemas como insuficiencia orgánica y osteoartritis.

Al prepararse para el examen médico geriátrico, tome notas de cualquier cambio que haya visto en las actividades o el comportamiento de su perro. Es importante anotar esto para que no se olvide de mencionar un cambio crítico mientras se encuentra en la oficina del veterinario.

Pero no espere al examen para hablar con su veterinario si tiene preguntas o inquietudes sobre la salud de su perro mayor. Lo que puede parecer un pequeño problema puede abrumar rápidamente el sistema de un perro anciano.

Pruebas de laboratorio

Veterinario examinando la sala de examen clínico para perros pequeños

Los veterinarios confían en las pruebas de laboratorio para determinar muchas facetas de la salud de su perro. Debes pensar en el futuro y realizar pruebas básicas de laboratorio cuando tu perro sea joven y tenga buena salud. Esto le da a su veterinario una línea de base de los niveles normales de su perro para ayudar a detectar anomalías a medida que envejece.

Los cambios sutiles en las nuevas pruebas pueden ayudar a detectar la presencia de una enfermedad en sus primeras etapas y permitirle detenerla, o al menos iniciar un tratamiento agresivo para controlarla.

Una vez que su veterinario haya establecido una línea de base para su perro, debe repetir las pruebas anualmente. Para perros geriátricos, se recomienda realizar pruebas cada seis meses.

Los veterinarios tienden a recomendar las siguientes pruebas básicas para perros ancianos:

Hemograma completo

La prueba FBC mide la cantidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas en una muestra de sangre determinada. La cantidad y el tipo de estas células ayudan a diagnosticar anemia, infecciones y leucemia.

También ayuda al veterinario a controlar la respuesta del perro a algunos tratamientos médicos.

Análisis de orina

El análisis de orina de laboratorio se utiliza para detectar la presencia de sustancias específicas que normalmente no aparecen en la orina, como sangre, proteínas, glóbulos blancos o azúcares. Medir las concentraciones de orina ayuda a diagnosticar enfermedades.

La prueba de orina también se usa para diagnosticar infecciones del tracto urinario, diabetes, deshidratación, problemas renales y muchos otros problemas de salud potenciales.

Panel de química sanguínea

El panel de química sanguínea mide electrolitos, enzimas y elementos químicos como calcio y fósforo.

Esta información es valiosa para su veterinario a la hora de comprobar la función de órganos como los riñones, el páncreas y el hígado.

Evaluación de parásitos

El examen microscópico de las heces de su perro puede ayudar a detectar varios problemas, como dificultades digestivas, hemorragias internas y trastornos pancreáticos. La función más habitual de esta prueba es confirmar la presencia de parásitos intestinales, como tricúridos, anquilostomas, nematodos, tenias y giardia.

Dependiendo de la condición de su perro, el veterinario puede recomendar otras pruebas, como evaluación de la presión arterial, control del gusano del corazón, evaluación de proteínas en orina, cultivos, imágenes (como radiografías, ultrasonido y ecocardiografía) y evaluaciones oftálmicas especiales.

Es posible que se requieran pruebas adicionales para evaluar más a fondo a las mascotas de edad avanzada que muestran signos de enfermedad o que se están preparando para la anestesia y la cirugía

Cambios sensoriales en perros ancianos

perro viejo con pelo gris.

A medida que algunos perros envejecen, sus humanos notarán una “desaceleración” gradual de sus compañeros. Sus sentidos principales, vista, oído, gusto, tacto y olfato, comienzan a embotarse y no responden tan rápidamente a los estímulos externos.

Esta pérdida de percepción sensorial suele ser tan lenta que es posible que ni siquiera la notes hasta que, un día, miras a tu perro y te preguntas: “¿Cuándo te volviste tan mayor?”

La mejor defensa contra el envejecimiento es mantener activo a tu perro. Los paseos diarios, los juegos y el entrenamiento, teniendo en cuenta la condición física del perro, son excelentes formas de mantener todos los sentidos alerta.

Algunos perros también muestran signos de deterioro mental a medida que envejecen. Estos cambios cognitivos y de comportamiento relacionados con la edad son generalmente sutiles y pueden tratarse de manera proactiva.

Los exámenes geriátricos regulares son vitales para detectar y tratar estos problemas antes de que controlen la vida de su perro.

Cambios físicos en los ancianos

Mujer y perro viejo

Los cambios físicos en su perro son generalmente más fáciles de detectar que los cambios sensoriales. A medida que su cuerpo comienza a deteriorarse, su capacidad para combatir las infecciones se reduce y tarda más en sanar.

Esto significa que es crucial para consulte a su veterinario si nota un cambio significativo en el comportamiento o la condición física de su perro. Hay muchas señales de que su perro se está acercando al estatus de jubilado, pero pueden indicar una variedad de problemas diferentes (consulte la lista al final de este artículo).

Uno de los problemas más comunes y frustrantes para los perros ancianos y sus humanos es la eliminación inadecuada. Los riñones son uno de los sistemas de órganos más comunes que se deterioran en los perros y, como resultado, su perro, una vez que se porta bien, puede tener problemas para controlar los hábitos de baño, especialmente si se lo deja solo durante mucho tiempo sin acceso al aire libre. .

También puede notar que gotean orina mientras duerme. Esto es estresante para usted y su perro. La micción excesiva o la incontinencia pueden indicar diabetes o insuficiencia renal, que pueden tratarse si se detectan a tiempo.

Nutrición

Niño tratando de alimentar a su perro anciano con una golosina mientras el perro está bebiendo.

Su perro mayor puede beneficiarse de uno de los alimentos especialmente formulados y elaborados pensando en ellos. La obesidad puede convertirse en un problema si continúa alimentando a su perro con una dieta normal mientras se reduce el tiempo de ejercicio.

La obesidad es un factor de riesgo importante para problemas como enfermedades cardíacas. Dado que los perros mayores a menudo tienen necesidades nutricionales diferentes que los perros más jóvenes, estos alimentos especiales pueden ayudar a mantener el peso de su perro bajo control y proporcionar el equilibrio adecuado de nutrientes necesarios para cambiar su cuerpo.

Hable con su veterinario sobre la formulación de una dieta adecuada para los ancianos.

Ejercitar a su perro mayor

El ejercicio es un aspecto importante del cuidado geriátrico preventivo de su perro. Un perro que niega el ejercicio regular experimenta un deterioro corporal mucho más rápido que un perro que continúa haciendo ejercicio.

Aunque necesita reducir la intensidad del ejercicio, intente mantener un régimen que se adapte a las capacidades de su perro. Un perro expuesto a actividades físicas y mentales regulares mantendrá su vigor y permanecerá mentalmente agudo.

Cirugía para perros mayores

Si su perro geriátrico necesita un procedimiento que requiera anestesia, se debe tener especial cuidado para garantizar su seguridad.

La mayoría de los veterinarios recomiendan que las pruebas de laboratorio descritas anteriormente se realicen dentro de las dos semanas posteriores a la anestesia del perro.. Se pueden recomendar pruebas adicionales, como una evaluación de la presión arterial, según las necesidades especiales de su perro.

Estas herramientas de detección brindan información crítica para ayudar a determinar el protocolo de anestesia y medicación adecuado para su perro, además de alertarlo sobre cualquier factor de riesgo especial que pueda encontrarse.

Manejo del dolor geriátrico

perro senior sonriendo

Los perros sienten dolor al igual que nosotros, y su veterinario puede tomar medidas para identificar, prevenir y minimizar el dolor en su perro anciano. Los veterinarios consideran la evaluación del dolor como el cuarto signo vital que deben controlar en cada visita al veterinario., junto con la temperatura, la respiración y el pulso.

Existen diferentes tipos de dolor, como el dolor agudo, que se desarrolla repentinamente como resultado de una lesión, cirugía o infección, y el dolor crónico, que es de larga duración y generalmente se desarrolla con el tiempo, como el dolor crónico de la artritis.

Debe vigilar a su perro de cerca, buscando señales de que pueda tener dolor.

Para ayudar a garantizar una ciudadanía anciana cómoda para su perro, es fundamental que usted y su veterinario diseñen el mejor plan de estilo de vida y bienestar para su perro.

El control cuidadoso del comportamiento y la condición física de su perro, junto con consultas regulares con su veterinario sobre cualquier problema potencial, ayudará a su perro y a usted a aprovechar al máximo sus años crepusculares.

Señales de un problema

Los siguientes síntomas pueden indicar una variedad de enfermedades diferentes o pueden ser afecciones temporales que desaparecerán por sí solas.

De cualquier manera, es muy importante realizar un seguimiento cuidadoso para evaluar la condición de su perro, así que tenga cuidado con estos signos:

  • Aumento significativo del consumo de agua o de la micción sin motivo
  • Pérdida o aumento repentino de peso
  • Disminución del apetito o falta de comida durante más de dos días.
  • Marcado aumento del apetito
  • Vómitos repetidos o sangre en el vómito.
  • Diarrea durante más de tres días.
  • Dificultad para defecar u orinar
  • Eliminación inadecuada
  • Cojera inexplicable que dura más de cinco días o cojera en más de una pierna
  • Disminución marcada de la visión
  • Heridas abiertas o costras que duran más de una semana.
  • Olor en la boca o salivación excesiva.
  • Aumento del tamaño del abdomen.
  • Mayor inactividad o sueño excesivo
  • Pérdida anormal del cabello, especialmente si se acompaña de rasguños o en áreas específicas
  • Jadeo excesivo
  • Renuencia o incapacidad para masticar alimentos secos
  • Sangre en las heces o en la orina
  • Debilidad o colapso repentino
  • Una convulsión o convulsión
  • Tos persistente o asfixia
  • Respiración pesada o rápida en reposo

A medida que su perro envejece, bríndele un cuidado adicional, así como amor y atención. Se lo merecen por todo el amor incondicional que te dieron. Aunque no sea tan activo, inteligente o emocionado como antes, tu perro siempre te verá como el amor de su vida.

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts