Hándicap de galgos: enfóquese en la victoria

Huesos para Perros: Riesgos, Beneficios y Consejos de Seguridad

Riesgos Asociados a los Huesos Cocidos:

  • Los huesos cocidos son peligrosos para los perros ya que pueden romperse y astillarse fácilmente.
  • Problemas asociados incluyen dientes rotos, lesiones en la boca, huesos atrapados en la mandíbula inferior, bloqueo en el tracto gastrointestinal y riesgo de peritonitis.
  • Golosinas para huesos compradas en tiendas también pueden representar riesgos similares según informes de la FDA.

Cuero Crudo como Alternativa:

  • El cuero crudo, a veces utilizado como masticable, puede causar problemas similares a los huesos comprados en tiendas.
  • Puede contener sustancias químicas tóxicas y estar contaminado con Salmonella o E. coli.

Huesos Crudos Apropiados:

  • Huesos crudos de pollo, pavo, cordero o ternera son considerados seguros y comestibles para los perros.
  • Sin embargo, existe un riesgo potencial de contaminación bacteriana, por lo que es crucial manipularlos adecuadamente y almacenarlos de manera segura.

Reglas de Seguridad Importantes:

  • Supervisar la masticación y no permitir que el perro mastique solo para evitar riesgos de asfixia o lesiones.
  • Desechar huesos roídos que puedan representar peligros.
  • No dar huesos a perros con tratamientos dentales reparadores.
  • Evitar huesos con médula ósea en perros propensos a pancreatitis debido a su alto contenido de grasa.
  • Dar huesos más largos que el hocico del perro y no alimentar huesos que puedan tragarse enteros.
  • Alimentar huesos después de una comida para reducir la velocidad de masticación.
  • No alimentar con huesos que probablemente se rompan en trozos grandes.

Beneficios para la Salud:

  • Masticar huesos recreativos actúa como cepillo dental y hilo dental, reduciendo el sarro y la enfermedad de las encías.
  • Estimula la producción de enzimas salivales, previniendo la acumulación de placa.
  • Fuente de calcio, fósforo y otros minerales.
  • Beneficios para el sistema digestivo, estimulando músculos del estómago y previniendo problemas de glándulas anales.
  • Estimula mentalmente a los perros, reduciendo la ansiedad.

Conclusión:

  • La elección de dar huesos a los perros depende del dueño.
  • Algunos argumentan que los beneficios de masticar superan los riesgos.
  • Otros sugieren espolvorear huesos en la comida para obtener beneficios minerales sin riesgos.
  • Consultar siempre con el veterinario antes de decidir dar huesos a su perro.

Compartir Experiencias:

  • Invitar a los lectores a compartir sus experiencias sobre dar huesos a sus perros y qué enfoque prefieren.

Referencias:

  • Mencionar la importancia de investigar y discutir estos problemas con un veterinario.

Deja un comentario