Intoxicación por arsénico en gatos: síntomas, causas y tratamientos

Related Articles

La intoxicación por arsénico ocurre cuando un gato ingiere inadvertidamente arsénico, una sustancia química que se encuentra comúnmente en las rocas y el suelo. El arsénico también es un ingrediente activo en muchos insecticidas y herbicidas, que a menudo es donde un gato entra en contacto con la sustancia.

Por ejemplo, los gatos a los que les gusta comer hierba pueden ingerir arsénico si la hierba ha sido tratada con un producto que contenga arsénico.

Si descubre que su gato ha ingerido arsénico, llame a un veterinario de emergencia de inmediato. También puede comunicarse con la línea directa de veneno para mascotas al 855-764-7661.

Si ve signos de que su gato puede estar sufriendo una intoxicación, entonces debe consultar a su veterinario para un diagnóstico y tratamiento adecuados. Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos de la intoxicación por arsénico en los gatos.

Síntomas de intoxicación por arsénico en gatos

La intoxicación por arsénico en gatos puede provocar una variedad de síntomas. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

Causas de la intoxicación por arsénico en gatos

La principal causa de intoxicación por arsénico es que un gato ingiera inadvertidamente sustancias químicas que contienen arsénico. Algunos medicamentos para el gusano del corazón felino también contienen una pequeña cantidad de arsénico y puede ocurrir envenenamiento si ocurre una sobredosis.

Si un gato ingiere demasiado arsénico, el veneno se mueve por el cuerpo y afecta negativamente a los vasos sanguíneos, lo que a su vez puede causar sangrado en muchos órganos, incluidos los riñones, el bazo y los pulmones.

Tratamientos para la intoxicación por arsénico en gatos

Si notas que tu gato ha ingerido arsénico y lo llevas al veterinario, el veterinario te hará preguntas detalladas sobre el tipo de sustancias que pudo haber ingerido.

Es probable que ordenen análisis de sangre y analicen el contenido del estómago de su gato para obtener una imagen precisa de la cantidad de arsénico en el cuerpo. Los veterinarios a menudo usan muestras de cabello para determinar cuánto arsénico ha ingerido un felino.

Si tu gato vomita o hace caca en casa antes de ir al veterinario, lleva una muestra para su posterior análisis.

Al proporcionar tratamiento, los veterinarios a menudo inducen el vómito como una forma de eliminar el veneno del cuerpo. También pueden utilizar un proceso llamado lavado gástrico para irrigar el estómago.

Además, los veterinarios pueden usar compuestos químicos para tratar de reducir el arsénico en el cuerpo y ayudar a eliminarlo. En los casos en que el arsénico haya afectado los riñones, los veterinarios pueden considerar la diálisis.

Cuando su gato se recupere en casa, es importante que siga los consejos de su veterinario, que pueden incluir cambiar a una dieta especial durante el período de recuperación. Además, asegúrese de que su gatito no tenga acceso a ningún producto o medicamento en casa que pueda contener arsénico.

More on this topic

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Popular stories