Ligamentos rotos en perros: síntomas, causas y tratamientos

Los ligamentos rotos en perros ocurren cuando el ligamento que conecta las partes superior e inferior de los huesos alrededor de la rodilla, conocido como ligamento cruzado craneal y a menudo acortado a CCL, se rompe. Esto generalmente puede causar problemas de movilidad que afectan las patas traseras, junto con artritis y dolor.

Los perros más grandes y los perros con sobrepeso tienen más probabilidades de sufrir roturas de ligamentos. Ciertas razas de perros tienen más probabilidades de tener un ligamento roto que otras, incluidas las razas Terranova, Labrador Retriever y San Bernardo.

Si ve signos de que su perro puede tener un ligamento desgarrado, entonces debe consultar a su veterinario para un adecuado diagnóstico y tratamiento. Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para los ligamentos desgarrados en los perros.

Síntomas de ligamentos rotos en perros

Los ligamentos rotos en perros suelen aparecer con algunos o todos los siguientes síntomas:

  • Dificultad para caminar
  • Ser menos activo
  • Una hinchazón alrededor de la espinilla
  • Caminar cojeando visible
  • No poder saltar o subir escaleras

Causas de ligamentos rotos en perros

perro enyesado

Los ligamentos rotos en los perros pueden deberse a diversos problemas y circunstancias.

Algunos de los factores más comunes incluyen:

  • Tener sobrepeso
  • El ligamento que lleva
  • Disposición de la raza por condición

Tratamientos para ligamentos rotos en perros

Si su veterinario sospecha que su perro tiene un ligamento desgarrado, realizará un examen físico completo. También le harán preguntas sobre la movilidad reciente de su perro y su disposición para jugar y hacer ejercicio. Los veterinarios casi siempre usan una radiografía para confirmar la rotura de ligamentos en los perros.

Si su veterinario confirma el diagnóstico, puede sugerir una cirugía como una forma de tratar el problema. En algunos casos, los veterinarios también pueden recetar medicamentos, incluidos antiinflamatorios.

Si la obesidad canina contribuye al desgarro del ligamento de un perro, el veterinario también recomendará cambios en el estilo de vida. Esto implicará la introducción suave de más ejercicio en la rutina diaria del perro, junto con el cambio a una dieta más saludable diseñada para promover la pérdida de peso.

¿Tu perro ha sufrido alguna vez un ligamento desgarrado? ¿Qué tipo de cambios de estilo de vida ha realizado para ayudar a su perro a recuperarse? ¡Cuéntanos todo en los comentarios a continuación!

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts