¿Pueden los gatos comer patatas? ¿Son las patatas seguras para los gatos?

Adorable gato durmiendo en una canasta de patatas frescas

¿Pueden los gatos comer patatas? Es posible que lo haya pensado mientras estaba en la cocina cocinando un lote de papas al horno para la cena del domingo, o tal vez su gatito está pidiendo un pedazo de puré de papas. Si los humanos pueden comer patatas, ¿los gatos también pueden comerlas de forma segura?

No hay una respuesta corta, sí o no. para saber si los gatos pueden comer patatas. Técnicamente, cuando las patatas se cocinan correctamente, no son tóxicas para los gatos y pueden consumirse de forma segura.

Pero dado que los gatos son carnívoros obligatorios, realmente desea evitar alimentar a su gato con muchas papas y, en cambio, seguir una dieta felina centrada en proteínas.

Como siempre, deberías preguntarle a tu veterinario habitual antes de compartir cualquier alimento humano con su amado felino, incluidas las patatas. Esto es lo que necesita saber sobre las patatas y los gatos.

¿Cuándo son buenas las patatas para que las coman los gatos?

En primer lugar, evite alimentar a los gatos con patatas crudas, ya que pueden ser venenosas, al igual que los humanos. Si quieres alimentar a tu gato con patatas, debes cocinarlas de forma segura y adecuada.

Hay dos formas principales de cocinar patatas para su gato de forma segura. Patatas hervidas cocidas en agua pura y, sin condimentar, se pueden pelar y cortar en trozos pequeños para alimentar al gato. Solo asegúrate de que las patatas se hayan enfriado correctamente.

Si quieres dar un paso más, también puedes convertir las patatas cocidas en puré de patatas. Nuevamente, asegúrese de no agregar especias adicionales al puré de papas y evite agregar productos lácteos como mantequilla, leche o queso al puré de papas.

¿Cuándo son malas las patatas para los gatos?

Jengibre y gato blanco en bandeja de patatas cosechadas.

Los gatos son carnívoros obligatorios, por lo que basar la dieta de un gatito en papas no es una decisión nutricionalmente apropiada. Los gatos necesitan proteínas magras, no muchas patatas.

Además, hay muchas formas de cocinar las patatas que pueden hacerlas inadecuadas para el consumo de los gatos, como freír y asar con más hierbas y especias.

Como se mencionó anteriormente, las papas crudas también pueden volverse venenosas para los gatos debido a los niveles de solanina que contienen.

El gran problema de alimentar a los gatos con patatas es simplemente que no proporcionan lo suficiente en términos de nutrición beneficiosa para la dieta felina. Por lo tanto, si bien es normal que su gatito coma una papa al horno sazonada de vez en cuando, generalmente debe evitar la idea de alimentar a los gatos con papas.

¿Tu gato alguna vez te ha mordido las patatas? ¿Qué alimentos humanos más saludables le dejas experimentar a tu gatito? ¡Cuéntanos todo en la sección de comentarios a continuación!

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts