¿Por qué mi perro come hierba?

perros comen hierba

Muchos dueños de perros ven a sus cachorros comiendo hierba y, naturalmente, se preguntan: “¿Por qué mi perro come hierba?” Es una pregunta bastante sencilla, pero la respuesta es un poco menos clara. Aunque la mayoría de los dueños de perros informan este comportamiento, hay una variedad de razones por las que su cachorro está comiendo hierba, y pueden variar desde benignas hasta preocupantes.

Entonces, si se pregunta por qué su perro tiene la afición de comer pasto u otras plantas, aquí hay algunas razones que pueden estar detrás de este comportamiento. Históricamente, los caninos comen pasto La mayoría de las veces, comer pasto es un comportamiento perfectamente natural para un perro. Hicieron esto incluso antes de ser domesticados, hace cientos de años. De hecho, la dieta natural de un perro salvaje era la de un omnívoro, y el pasto u otra vegetación habría proporcionado una buena fuente de fibra y nutrientes. La mayoría de los veterinarios ven el pastoreo ocasional en la hierba como un comportamiento canino normal.

A los perros les gusta el sabor de la hierba Tampoco podemos descartar una explicación directa y sencilla para los perros que comen hierba: les gusta su sabor. Esto puede explicar por qué incluso los perros con una dieta equilibrada, sin ninguna deficiencia nutricional, siguen dando mordiscos ocasionales a la hierba. Aunque muchos dueños de perros no pueden imaginar que este sea el caso, recuerde que el sabor de su perro es innegablemente diferente al suyo.

¿Recuerda su predilección por masticar zapatos sucios?

La hierba puede estar en el lado normal de su espectro de sabor. Falta de fibra u otros nutrientes Como se mencionó, la hierba y las plantas pueden ser una excelente fuente de fibra para un perro y pueden ayudar a la digestión.

Sin embargo, su perro no debe depender de la hierba para esa parte importante de la nutrición.

Dado que aproximadamente el 25% de los perros vomitan después de comer hierba, puede que no sea un comportamiento deseable continuar si su perro entra en esta categoría. Lo mejor que puedes hacer es complementar la dieta de tu perro con alimentos de origen vegetal que aporten mucha fibra sin molestarle el estómago.

Una vez más, su perro puede comer hierba ocasionalmente, pero no tendrá que preocuparse por las deficiencias nutricionales.

Algunos perros comen hierba por aburrimiento.

Si tu perro tiende a empezar a comer hierba cuando no hay otro estímulo mental, puede ser por aburrimiento. Si bien es posible que comer un poco de hierba no perjudique a su perro, debe detener este comportamiento y redirigir la atención de su perro. Si no lo hace, su perro puede desarrollar un problema de comer pasto compulsivamente y luego vomitarlo, lo que obviamente no es bueno para su salud.

Para mejorar este comportamiento, simplemente ofrézcale un juguete a su perro o juegue un juego divertido para buscar. Trabajar con cualquier exceso de energía ayudará a evitar que la hierba se coma solo por aburrimiento. ¿Debería preocuparse por alimentar el césped de su perro? Si bien comer un poco de hierba puede ser natural para la mayoría de los perros, existen situaciones en las que este comportamiento puede indicar un problema subyacente o provocar una enfermedad en su perro.

Aquí hay algunas cosas importantes a considerar cuando se trata de que su perro coma pasto:

¿Es el comportamiento de su perro un signo de Pica?

Para algunos perros, consumir pasto puede ser un signo de pica, una condición durante la cual su perro no come alimentos. Si su perro muestra una compulsión por comer hierba o consumir artículos no alimentarios como piedras, tierra o juguetes, es posible que padezca deficiencias nutricionales. O pueden estar experimentando problemas emocionales. Si sospecha que su perro puede tener una mordedura, visite una clínica veterinaria para evaluar el problema y diagnosticar cualquier problema. Cuando comer hierba puede significar una enfermedad subyacente Algunas personas creen que los perros buscan y comen hierba de forma natural cuando no se sienten bien para sentirse mejor por los vómitos, pero esta idea es muy controvertida. Dado que aproximadamente el 25% de los perros vomitan después de comer hierba, es difícil saber si un perro está comiendo hierba para vomitar o si comer hierba está detrás de los vómitos. Dado que la mayoría de los perros no se ven enfermos cuando se acercan al césped, no debes asumir que algo anda mal con tu perro por querer comérselo. Sin embargo, si ha notado un aumento repentino en el consumo de pasto de su perro, esto puede indicar una condición física latente. Si este es el caso, lleva a tu perro al veterinario para que descarte cualquier posible enfermedad. Cuando comer pasto puede causar enfermedades graves en tu perro Como mencionamos, alrededor del 25% de todos los perros que consumen pasto terminan vomitando. Esto por sí solo no es motivo de preocupación. El problema, sin embargo, es que aunque el césped puede ser completamente natural para que lo consuma su perro, muchas áreas al aire libre pueden tratarse con pesticidas químicos que son extremadamente tóxicos para la salud de su perro. Si a su cachorro realmente le gusta una buena cantidad de césped, considere colocar una bandeja dedicada dentro de su casa o jardín para que crezca un follaje seguro para su amigo de cuatro patas. Reflexiones finales: ¿por qué mi perro come hierba? Esperamos que esto le ayude a comprender la respuesta a la vieja pregunta de los dueños de perros: “¿Por qué mi perro come pasto?” Aunque a los humanos nos pueda parecer extraño, comer pasto suele ser un comportamiento normal para tu perro. Ya sea una necesidad genética inherente o simplemente un gusto por el sabor, nuestros perros comparten su preferencia por la hierba universalmente. Es por eso que, en su mayor parte, comer pasto es perfectamente seguro y normal para su perro. Por otro lado, para algunos perros, comer hierba puede ser síntoma de un problema subyacente, como una enfermedad o un desequilibrio nutricional o psicológico. Si sospecha que comer hierba de su perro puede indicar un problema más grave, pídale a un veterinario que evalúe cualquier problema de salud y defina un plan de recuperación. Por último, tenga en cuenta las toxinas químicas que se utilizan para tratar muchos espacios al aire libre y considere complementar la dieta de su perro con una cama de césped limpia y designada u otras verduras fibrosas. Cómo encontrar el veterinario adecuado para cuidar a su perro Como puede ver arriba, es importante que tenga un veterinario que conozca y en el que confíe. Cuando tiene un veterinario de confianza que conoce el historial y la salud general de su perro, es mucho más fácil averiguar qué está causando la enfermedad actual. En ese caso, puede programar rápidamente una cita o incluso enviar un correo electrónico o un teléfono con la pregunta: ¿por qué mi perro come pasto? Para encontrar ese médico confiable, siga estos pasos. 1. Busque localmente Lo primero es lo primero: busque un veterinario cerca de usted. Si el cielo prohíbe que le pase algo a tu perro y es remotamente urgente, querrás poder llegar a la clínica en poco tiempo. Esto también es importante si necesita ausentarse del trabajo para ver a su veterinario. Ya es bastante difícil alejarse del trabajo, pero aún más si se tiene en cuenta el tiempo extra de conducción. En general, las visitas al veterinario generalmente se planifican. Usted sabe cuándo se le harán las pruebas a su perro o si necesita vacunas. Pero, como hemos aprendido a lo largo de los años, surgen cosas. Tu perro comió algo extraño y no se parece a él. Ves un crecimiento extraño y no puedes dejar de preocuparte. Su perro tiene un corte en la cara que necesita algunos puntos. O, en este caso, necesita saber por qué mi perro está comiendo hierba. Si tu veterinario está más cerca, te facilitará mucho las cosas. 2. Leer reseñas en línea Esta es probablemente una afirmación obvia, pero leer reseñas en línea es extremadamente importante como consumidor. Y ahora hay más sitios que nunca con reseñas: Google, Yelp, Facebook, Angie’s List, etc. Busque y vea lo que dice la gente sobre cada clínica que está viendo. 3. Pedir recomendaciones Otro consejo útil es preguntar. ¿A dónde llevan sus vecinos a sus perros? ¿Qué hay de amigos, familiares y compañeros de trabajo en el área? Si su perro está tomando clases de adiestramiento o asistiendo a una guardería canina, también pida la opinión de las personas de estas organizaciones. Este es un gran método porque recibirá comentarios honestos y cualitativos que pueden ayudarlo a tomar una decisión. 4. Haga una prueba Después de encontrar una clínica veterinaria que le parezca adecuada, programe una cita con su perro. En esta consulta inicial, el veterinario evaluará la salud de su perro. Pero en realidad, también trabajará en su propia evaluación.

Aspectos a considerar al averiguar si este es el lugar adecuado para usted y su perro:

Instalaciones: lo primero es hacer un inventario de la clínica.

¿Está limpio y cómodo?

Veterinario: lo que es más importante, ¿qué opinas del veterinario? ¿Explicaron las cosas claramente? ¿Cómo fue tu actitud junto a la cama? ¿Cómo les respondió tu perro?

Personal de apoyo: no solo debes considerar al veterinario.

De hecho, pasará el mismo tiempo con el equipo de soporte, que incluye técnicos veterinarios, miembros del equipo de recepción, etc. Servicio: ¿Cómo fue el nivel de servicio? ¿Es agradable el personal? ¿Fue fácil concertar una cita? ¿Cómo es la comunicación? 5. Confíe en su instinto Como siempre, confíe en su reacción instintiva. Es más importante de lo que la gente cree. Si tuvo una buena primera impresión de la clínica y el equipo y su perro respondieron bien, proceda de todos modos. Si algo salió mal y la experiencia no fue la esperada, no tema buscar otras opciones. Consejo adicional: busque un hospital veterinario de emergencia Mientras busca una clínica veterinaria estándar, es inteligente identificar también los hospitales veterinarios de emergencia en el área. Este es un lugar al que acudir si su perro necesita atención de urgencia y no puede esperar a la próxima cita disponible con su veterinario habitual. Si su perro tiene un problema grave que surge fuera del horario normal de oficina o durante el fin de semana, y sucederá, este es el lugar para ir. Obtén otros consejos para encontrar el veterinario perfecto para tu cachorro

Total
29
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts