¿Pueden los gatos comer salsa de tomate? ¿El ketchup es seguro para los gatos?

Related Articles

Gatito blanco y negro de la calle come papas fritas en la acera.

¿Pueden los gatos comer salsa de tomate? Quizás se pregunte si su gato le ruega que lo pruebe mientras usted agrega salsa de tomate a un perrito caliente mientras disfruta de una barbacoa. Si los humanos pueden comer salsa de tomate, ¿los gatos también pueden comerla de manera segura?

No hay una respuesta corta, sí o no. si los gatos pueden comer kétchup de forma segura; aunque en general la respuesta se vuelve más a no. Aunque una pequeña cantidad de salsa de tomate no necesariamente daña a tu gato, el condimento contiene algunos ingredientes que pueden tener consecuencias más graves si se ingieren en grandes cantidades.

Como siempre, deberías preguntarle a tu veterinario habitual antes de compartir cualquier alimento humano con tu felino favorito, incluido el ketchup. Esto es lo que necesita saber sobre el ketchup y los gatos.

¿Cuándo es adecuado el kétchup para que lo coman los gatos?

Los tomates son el ingrediente principal que se utiliza para hacer kétchup, y la ASPCA señaló que los tomates maduros «no son tóxicos» para los gatos. Entonces, si notas que tu gato ha logrado poner una o dos lamidas de salsa de tomate en su plato, existe una alta probabilidad de que esté bien.

Es poco probable que una pequeña cantidad de salsa de tomate haga que su gato experimente muchas reacciones negativas; sin embargo, siempre es importante vigilar a su gato para detectar efectos secundarios más graves.

¿Cuándo el ketchup es malo para los gatos?

Salsa de ketchup, directamente encima de la vista

Además de los tomates, la cebolla en polvo y el ajo en polvo son dos de los ingredientes más comunes que se utilizan para preparar la salsa de tomate, y ambos pueden tener efectos negativos graves en la salud de un gato.

Si un gato consume ajo o cebolla en polvo, pueden acabar dañando sus glóbulos rojos. Esto puede llevar al gato a desarrollar un tipo de anemia conocida como anemia corporal de Heinz. Esta condición puede volverse letal para un gato.

Nota: La anemia corporal de Heinz no tiene nada que ver con la popular marca de salsa de tomate Heinz.

La mayoría de los ketchup comerciales también contienen altos niveles de sodio, que es algo que debes evitar darle a tu gato porque demasiado sodio puede provocar deshidratación.

Si descubre que su gato ha comido una cantidad significativa de salsa de tomate, busque los siguientes síntomas comunes:

  • Irritación de estómago
  • Perder el apetito
  • Sufriendo de diarrea
  • Pupilas dilatadas

Si nota que su gato experimenta alguno de los síntomas anteriores después de comer salsa de tomate, consulte a su veterinario habitual de inmediato.

¿Tu gato alguna vez ha probado la salsa de tomate? ¿Se sintieron bien después? ¡Cuéntanos todo en la sección de comentarios a continuación!

More on this topic

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Popular stories