¿Pueden los perros comer caldo de pollo? ¿El caldo de pollo es seguro para los perros?

Comida vegana y vegetariana

(Crédito de la foto: Agata Fetschenko / Getty Images)

¿Pueden los perros comer caldo de pollo? Quizás se pregunte si su perro está tratando de escabullirse un poco mientras prepara un lote de caldo de pollo para sus propios proyectos de cocina. Si los humanos pueden comer caldo de pollo, ¿pueden los perros comerlo también de manera segura?

La respuesta corta es sí, los perros pueden comer caldo de pollo. Alimentar a los perros con caldo de pollo tiene varios beneficios para la salud. También puede animar los horarios habituales de comida de su perro agregando un poco de caldo de pollo a cualquier comida que le sirvan.

Solo asegúrese de que el caldo de pollo que usa o hace no tiene ingredientes extra como sal, ajo y cebolla añadidos.

Como siempre, deberías preguntarle a tu veterinario habitual antes de compartir cualquier alimento humano con su amado cachorro, incluido el caldo de pollo. Esto es lo que necesita saber sobre el caldo de pollo y los perros.

¿Qué tan bueno es el caldo de pollo para perros?

El caldo de pollo puede ser una buena adición a la dieta de tu perro. Contiene una cantidad del aminoácido glicina que puede tener un efecto positivo en el hígado y los riñones de un canino. El caldo de pollo también contiene colágeno, que puede ser beneficioso para las articulaciones de un perro.

Además de sus beneficios nutricionales, el caldo de pollo también puede tentar a un perro a seguir comiendo una comida que puede parecer reacio a terminar. También puede atraer a un perro que puede tener problemas a la hora de comer comida seca. ¡Solo agregue una pizca de caldo de pollo a su comida existente!

¿Cómo puedo darle a mi perro caldo de pollo de forma segura?

Caldo de pollo en cuenco de cerámica sobre fondo de madera azul.  Vista desde arriba.

(Crédito de la foto: Andrey Zhuravlev / Getty Images)

La parte más importante de darle a su perro caldo de pollo es asegurarse de no servirlo con ingredientes agregados que puedan hacerlo dañino o tóxico para su perro.

Por esta razón, es mejor evitar las marcas compradas en la tienda porque generalmente contienen sodio, especias, ajo o cebollas adicionales, todos los ingredientes que debe evitar darle a su perro.

Si tiene tiempo, cocine su propio caldo de pollo usando solo los huesos y la carne de un pollo. Resista el hábito de agregar más especias y sodio, como lo haría si estuviera cocinando caldo.

Asegúrese siempre de dejar que el caldo de pollo se enfríe por completo antes de servirlo a su perro. También, consulte a su veterinario sobre las cantidades exactas, seguras y saludables de caldo de pollo que puede servir a su perro.

¿A tu perro le gusta el caldo de pollo como parte de sus comidas regulares? ¿Suelen comer algo como bocadillo sabroso? ¡Cuéntanos todo en la sección de comentarios a continuación!

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts